lunes, 15 de octubre de 2012

El dedo en la llaga: Menstruación.


Fragmento extraído del artículo citado más abajo, disponible en Wordpress. El link pueden encontrarlo en este mismo blog.

MENSTRUACIÓN: la sabiduría oculta.
Los peligros de la píldora anticonceptiva y los tampones convencionales

MI REFLEXIÓN


Hace siglos nos quemaban en la hoguera por ser brujas o utilizar la energía femenina y ahora en el siglo XXI somos mujeres modernas, liberadas, independientes, con estudios, que hemos conquistado el mundo EXTERNO pero desconectadas totalmente de nuestros cuerpos, nuestra esencia y de la Tierra.

El avance de la mujer ha sido meramente INTELECTUAL con la invasión femenina en el espacio tradicionalmente masculino. Pero nos falta la compresión intuitiva y espiritual de nuestra naturaleza.

La liberación de la mujer se hizo con prisa y saña pero con muy poca sabiduría y respeto a nosotras mismas. Realmente nunca existió una liberación completa sino que la opresión cambió de disfraz.

Las mujeres escaparon de la dependencia del marido/casa/hijos del orden patriarcal para lanzarse al mundo laboral como asalariadas (que no directivas¡¡) pero dentro del mismo sistema. Potenciándolo, no transformándolo. Vendiéndose, no integrando nuevos valores y reglas de juego. Los avances conseguidos son imprescindibles pero insuficientes, y algunos cuestionables y mejorables.

Y para realizar tantas conquistas, cedimos a la sociedad dominante y a la medicina toda nuestra naturaleza: menstruación (píldora y otros fármacos), parto (excesivo e innecesario intervencionismo y cesáreas), alimentación y cuidado de nuestros hijos (biberón, guardería desde lo 0 meses, crianza sin vínculo, …), menopausia (terapia hormonal), ….

Criticar todas estas supuestas ventajas no significa ser antifeminista sino anti una visión incompleta de las mujeres y falsa en algunos conceptos.

Ya es hora de continuar con una NEO-LIBERACIÓN FEMENINA, enmendar lo que corresponda y recuperar lo perdido, y la menstruación es lo más básico, personal, gratuito y poderoso que tenemos.

La sangre es precisamente lo que liga a las mujeres a la Naturaleza, lo que nos recuerda nuestra humanidad mas profunda. Al intentar ocultar, disimular, minimizar, eliminar la regla, en realidad, lo que hacemos es intentar olvidar nuestra propia condición humana

Estar en sintonía con nuestros ritmos y entregarnos a ellos puede abrirnos las puertas de una nueva independencia y luz para conocernos más, y no reprimir ni la feminidad ni nuestra esencia

“La sangre menstrual recuerda a las mujeres realmente lo que son,
y el día que las mujeres amen sus reglas
amarán verdaderamente su cuerpo y su alma”
Miranda Gray

Parece poca cosa pero no lo es. Tomar conciencia de nuestras menstruaciones y sus dones supone potenciar no sólo nuestro crecimiento emocional, intelectual y espiritual, sino también el de la sociedad y el entorno en que nos desarrollamos.

¿Qué hacer? Estos son mis CONSEJOS:

  • Dejar de ser esclavas de la píldora y demás medicamentos femeninos y de los laboratorios farmacéuticos, a la vez que ganamos más conocimiento y compromiso con nuestro cuerpo: con reflexión, con transición, cada una a su ritmo y posibilidades.
  • Escribir el diagrama menstrual que he explicado antes.
  • Sacar cada noche la cabeza por nuestras ventanas y mirar al Cielo: ver qué luna hay, agradecer al universo la belleza de la noche y la Vida y sentirnos una con la Creación.
  • Atender nuestras verdaderas necesidades de quietud y silencio durante la menstruación. La vida de la mayoría de nosotras es tan agitada que no podemos menstruar con naturalidad y seguimos exigiéndonos más y más. Pero EL CUERPO PIDE SANGRE y debemos permitirnos menstruar física y mentalmente
  • BOICOTEAR a las marcas convencionales de tampones, lideradas por TAMPAX, por siniestras, ocultadoras de información, más preocupadas por sus beneficios que por nuestra salud y por haber provocado en el pasado con su negligencia (y la de los organismos de control oficiales) miles de mujeres afectadas con diferentes enfermedades y cientos de muertes.
  • Usar otras alternativas más respetuosas con nuestros cuerpos y el planeta.
  • Prestar atención a nuestros sueños e intuiciones durante la menstruación, descifrar el mensaje y hacerles caso
  • Y sobre todo: recordar que hay un mundo mejor esperándonos.

Guadalupe Cuevas, transmisora de la sabiduría de la Diosa, tiene en el blog citado abajo un precioso y esclarecedor texto sobre “LA ESPIRITUALIDAD DE LA NATURALEZA” del que he extraído estas palabras:  

“Algunos mitos chamánicos dicen que la mujer tiene de forma natural el vientre ligado a la tierra y que el hombre ha de pasar por la condición de “coyote” y llorar a la luna, para conectar con su feminidad....por ello las mujeres somos responsables de volver a regar la tierra con nuestra sangre menstrual para recuperar nuestro lazo perdido, también somos responsables de dar expresión al mundo emocional que la luna despierta en nuestras hormonas y en los líquidos de nuestros cuerpos, somos responsables de no separarnos de la creación durante más tiempo, el mundo mental y racional no es nuestro reino, volvamos al reino del cuerpo y del instinto , del que nunca debimos salir...seamos una con los árboles, con las rocas, caminemos descalzas y abramos las piernas al poder telúrico de la tierra que nos nutre. ¡QUE LA ÚNICA SANGRE QUE LA TIERRA RECIBA SEA LA SANGRE MENSTRUAL DE MILLONES DE MUJERES QUE HACEN SU OFRENDA SAGRADA!...."

No hay comentarios:

Publicar un comentario